Joana Raspall

Estimo les lletres
que formen els mots,
els llavis que els diuen,
i el cor que els entén…
perquè als mots hi ha
l’anima

de tota la gent

Detente un punto, pensamiento inquieto

Detente un punto, pensamiento inquieto;
la victoria te espera,
el amor y la gloria te sonríen
[...]
Rosalía de Castro

martes, 30 de septiembre de 2008

calixto y melibea

"No te quejes de lo poco que ya hablamos,
ni me vengas con ácidas palabras,
no te pega decirme si estoy rubia,
bien sabes que mi negro es de morena.

Que descuido obligaciones me reprochas,
y no sabes en qué ando, y ya soy piedra,
que no entiendes de rocas, me sonríes,
y la boca de decirlo ya me duela.

Y que hacemos con Quevedo?, te respondo
no mezcla con Bécquer sus colores,
y tu linda dulcinea es matemática,
y habla de romanos y balones.
No puedo yo sacar brillo a mis gemas?
no entiendes si me gusta más la lluvia?
no puede el agua también hacerse hielo?
mira que también las lágrimas son agua...

A ver que cuadro quedaría si pintaras,
tu verbo y mis pronombres todo el tiempo
no sé yo que mano sacaría
acordes melodías de este cuento
ni sé qué Guernica quedaría,
ni que pluma juntaría tanto verso.

Bien sabes canalla con encanto,
que en días de lluvia ahí me encuentras,
mirando galerías casi absorta,
de pintores ay!, artistas esos genios
cuyo nombre y ya lo siento se me olvida".

lunes, 29 de septiembre de 2008

hoy hablo de mí, si las letras se ponen de mi parte.....

No soy de muchas palabras, aunque a veces no calle. Me gusta mirar, y sé que tardaré más, que verlo todo.
Odio que no me suelten el brazo si digo que tengo prisa, si ya he dicho adios tres veces y no me he parado es por algo, pero, espera que te diga, y ya acabas diciendo¡ es que no me interesa!, que poco sociable es esa chica... con lo maja que es su hermana. Es que la vida es corta para perder el tiempo, y el mio lo pierdo cómo yo prefiera. y antes que una charla sin sentido prefiero pintarme otra vez las uñas. o volver a leer ese poema.
Sí, soy de tabernas, pero siempre las mismas. Y de la playa me pierde el chiringuito y la arena.
Me quedo con la música y el iris de algunos ojos que no pierdo de vista, y si me regalan un buen libro ya me hacen reina. O algun dibujo, si tú lo pintas.
si es que la vida es un pasar, y yo soy más de lectura desde pequeñita. Y me gusta escribir, que antes mando una carta por correo ordinario con su sello, que un mail, o la llamada de teléfono que nunca recuerdo el número.
amistades?, muy contaditas. Y sólo aquellos que digan mi nombre en la forma sencilla. Ya sé que en mi entierro si Dios me concede que llueva ese día, va a sobrar sitio para abrir paraguas. Me gustan ciertas compañias, pero no dejo mucho que me acompañen y mejor sola que mal acompañada. Soy dejada hasta para mirar al que no me apetece ver, y si lo veo de lejos, cambio el rumbo. Sólo voy de simpática cuando estoy de cara al público, que procuro sean pocas veces. Y como soy como los gatos, cuídame de mis amigos, que de mis enemigos ya me cuidaré yo misma, y los quiero cerca, por si acaso.
Entre mis virtudes cuento mis pocas mentiras, y la verdad es mi más grande defecto. Cumpliré lo que prometa, eso lo juro!, siempre que tú también cumplas.
Procuro, ser educada, en la medida en que me dejen. Y adoro a la gente con educación!, Pero si no hay más remedio cuelgo o me voy, y cada uno en su casa y Dios en la de todos. Que bonito que te respondan cuando dices buenos días, y que bonito aquel que responde a tu carta.
Y dicho esto, me quedo como soy, que a grandes rasgos yo creo que ya vale, y la letra pequeña se la leen muy pocos.

jueves, 25 de septiembre de 2008

un día cualquiera, vamos de maruja como siempre

Dedicado a Eva L.



"Me levanto y son las 7 a.m, que se dice pronto. Es que se me hace tarde si no, y los dos mocos llevan ya un rato dándome patadas en la cama. Se conoce que no aprecian las virtudes del dormir. Pongo la lavadora para ir adelantando. La del primero, ya sé que se va a cagar en toda mi gente por el ruido. Razón lleva, la podía dejar para más tarde, que no son horas. A levantarse nenes, y dejar con cuidadito el mando de la tele. Preparo el desayuno, todos. Preparo la ropa, todas y cada una de las prendas. ¡Mierda, no he lavao calcetines mios!. Preparo los almuerzos, yo claro. Preparo las mochilas, más que nada para que no me pasen nota en la agenda del niño donde ponga:" a los padres: hoy a su hijo le faltaba la carpeta........bla,bla,bla. Por favor, callaros un poquito nenes que no son horas, ya me está doliendo la cabeza,,,,ese colacao que ya está frio, ves a por el mocho que ya lo has tirado , deja te hago otro, no tú no, que tirarás también la leche, ya te has hecho pipi y estabas vestidita y guapa, nene por dios deja la nintendo que te has puesto un zapato diferente en cada pié!. Hala, ´pal cole, no hay fiebre que valga, ni panchita que me duele. El alma me duele a mí con este estrés!.Y si un caso que cada uno coja su mochila, que no nos han regalado todavía una pareja de burros. Cómo quisiera ser infanta!.

Ya están en el cole, y que conste que he sido breve, y una empieza "los oficios" propiamente dichos. Que no son otros que comprar, hacer recados, "pásate por tal sitio ,tú que no haces nada", tender la lavadora y poner otra, la comida, doblar la ropa seca, planchar, fregar el piso, coser......uff!..poner la mesa. Luego recoger la mesa y zapatitos y juguetes varios, . Ya seguimos otro día, que luego está la vuelta del cole.

Pero la buena maruja los deja en el cole y tira´ pa la granja. Yo ,al bar de la Sra. Rosa que deja fumar mientras le hables con respeto y le pidas el café sin prisa. Soy más de bares que de granjas.

Y allí empieza a escuchar a las marujas expertas, y a los papas modernos, y a los jubilaos que saben un rato de todo. Con suerte te aprendes cómo se tunea la nintendo. más que nada para que te deje tranquila un rato el nene. Por que los juegos son carillos y con el mismo se aburre. Rapidito que hay mucha faena. A las 10 vienen los empleados del banco que fuman. Rapidito si quieres, si no te quedas hasta que te sale de los huevos como diría mi queridísima Eva que en paz descanse, y rosa cuando puedas saca otros cortaos pa que nos pase el diazepan pa mi y pa esta (pesada está la susana con apuntarnos al gimnasio, ¿he dicho yo que me aburra?, si lo he dicho córtame la lengua) ,que haremos bistec con patatas de comida y una ensaladita, y al santo(marido) que lo cuelguen que no sabe cuanta plancha hay en el cesto y le vamos a decir...jajaja.....uf!, toda la santita mañana planchando. Me duele la espaldaaaaaaaaa! Sin prisa nena, luego nos tomamos unas cañitas y una de bravas, y a casita al messenger un rato, que para eso existe el comedor del colegio, y se paga con gusto. Que ya sabemos cómo va el "internes" nos lo ha enseñado el Sr. Llorenç, jubilado, y nos lo ha explicado de bien.....encima nos ha enseñado trucos para alargar el paro!.

Eva, eterna Eva con tu mirada traviesa. sin tí, me he vuelto marujilla a secas. Te has llevado todos los colores de la revista lola.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Escenas y se abre el telón, RELATO CORTO

Aviso: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Los personajes que aparecen en escena son totalmente ficticios.



(Acto primero)
Estamos en una habitación decorada estilo rococó con muebles carísimos, carentes de gusto. Hay bodegones y paisajes, colgados junto a cuadros pintados al óleo de parientes pudiera ser, o personas desconocidas.
Un matrimonio está sentado con aire aburrido en un sofá de piel tan auténtica como ellos mismos. Ambos leen o simplemente hojean las páginas. A sus pies, una alfombra blanca y mullida con un labrador bostezando. El perro es casi lo más real de la escena. Lo demás parece de cuento....suena "the phantom of the opera", se respira abandono y nostalgia. Se huelen recuerdos.
- "querida"-dice el esposo sin abandonar el periódico (Don Alejandro Rodríguez De Prada) , andan comentando que ya no asistes a tus reuniones de caridad. No nos convienen esos rumores. Y hace tres meses que no visitamos a Alejandrito en el internado. Convendría ir.
Don Alejandro ni siquiera la mira. Piensa en el negocio de barcos que acaba de poner en marcha, y del que espera grandes beneficios. No quiere rumores por ahí circulando. Se le cruza la imagen de una lolita nueva en la oficina que lleva escotes de escándalo. Se fijó en ella hace dos días. El no hubiera querido mirar ese escote. Pero lo miró- válgame Dios- , se dice, pero lo miró. Y sabe que es de piel tostada, y lleva zarcillos de plata. La miró, admite. Demasiado.
-sí, "querido", debemos ir a ver a Alejandrito. La semana que viene quizás.- contesta ella sin dejar tampoco "el lola". Ella es la Sra. Teresa De la Cruz De Campoamor.  Es una mujer bonita. Es elegante. Lleva un pasador de oro blanco en forma de cruz con un diminuto zafiro entre sus bien cuidados rizos. Las reuniones de caridad, piensa........y se le cruza también la imagen de la lolita que vió en la oficina de su marido hace dos días. Piel tostada y zarcillos de plata, recuerda......ya anda aburrida de presidir las mesas de caridad, y mezcla relacionar con relacionarse. No sabe bien por dónde anda, ni con que Valium se levanta.

(Acto segundo)
Una chica de unos 20 años se arregla para ir a trabajar. Elige con cuidado la ropa porque sabe que su master se queda pequeño al lado de su escote. Sabe que ha conseguido el empleo porque el jefe de personal ha mirado demasiado sus botas hasta la rodilla, y sus medias de lolita. Pero tiene un master en química además de la carrera, y se ha cambiado las gafas por las lentillas, y el traje sastre se lo ha tuneado.
Se llama María Jesús Rodríguez Olmedo. Tiene la piel tostada, y ahora mismo busca unos pendientes que le regalaron. Unos zarcillos de plata. Y se distrae un momento pensando.........se le aparece la imagen de alguien que la miró hace dos días.........y no puede evitar pensar, que ella también miró demasiado.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Antes era así........

Hace una semana que los nenes van al cole, y ya estamos con las reuniones con las srtas. Que coñazo!. Y hay que ir, sí o sí. Y yo, que me canso con las reuniones ,que todas me parecen como las de la comunidad de vecinos , no vivo pensando excusas para dar .......tenemos mucho trabajo, más adelante, estoy enferma........y total es para quejarse de que el niño no estudia y decirme que lo llevemos a refuerzo escolar, o a cualquier sitio de los que van los nenes hoy día, logopeda, pedagogo, psicólogo, psicopedagogo.............lo normal vamos. Sitios que por dos clases de 45 minutos a la semana cuesta 300 eurazos al mes.
En mis tiempos estábamos todo el día en la calle. Pero no yo. Tooooooooooodos los niños de mi barrio con todos sus hermanos. Creo que no teníamos ni deberes, o yo no me acuerdo. si no estabas atento en la clase, o el profe te pillaba manía, te daba una ostia directamente, llamándote de Ud. y por tu apellido, y se quedaba más ancho que largo. Y con la mano abierta. Luego llamaba a tu casa para explicar su versión de lo que había pasado con el alumno/a. Mi madre, o padre que es igual, le daba la razón. Encima le decía que si tenía que castigarnos o darnos algún azote, que no sé cortara. Y para acabar, tal cómo colgaba el teléfono, me llevaba también la ostia de mi padre. Y eso era lo normal.
Pero logopedas, pedagogos, y demás gogós.........de eso no había. Todo lo más, las clases particulares en agosto con la Srta. Pauli, si llamaban mucho a tu casa, pa joderte también el verano.
Y estábamos tan ricamente en la calle cuando salíamos del cole. Y jugábamos subiéndonos a las porterías del campo de futbol, y no se caía nadie. Y tocábamos hierros oxidados, y llevabamos las manos sucias prácticamente todo el día. Nos tiraban la merienda por el balcón, y la compartíamos a mordiscos según nos gustara la nocilla o la mortadela. Bonis y phoskitos no tenía nadie.
Cómo me acuerdo de Íñigo........tan escrupuloso, y su madre siempre trabajando que ni merienda tenía. Tenía un hermano mayor, que se supone que le cuidaba, pero la verdad es que pasaba de él 20 pueblos. Eso también era lo normal.

los mocos, RINCÓN DE POESÍA

Me sobran sonrisas a montones
de hiena, de maja, de gioconda
pero ay!, risa me falta, esa no sobra.
Me siento tan alta, yo tan baja
que no me ato en la camisa los botones.

A ver si me bajo de esta estrella
poned por favor una escalera
no quisiera caerme de tan alto
y salto, pero al suelo y no quisiera.

que miro con el iris de otros ojos
y quiero mirar con los mios
si hasta sabina se ha perdio, y ya lo siento,
me compro unas lentillas y me apaño.

Y los mocos?, de eso iba a hablarte ya de paso
que me cuelgan hace tiempo y no me sueno.
nariz no me falta, es que no quiero!,
prefiero que me cuelguen,
ya me los limpio si me caigo.

A, mis dos mocos, con todo el amor del que soy capaz.

sábado, 20 de septiembre de 2008

paso de enseñar las fotos de las vacaciones

Yo tengo una cámara de fotos bastante chula. Siempre me la olvido en casa, o la llevo sin pilas, o las pilas descargadas. Eres de un despistao... me dicen en casa.
Es digital, con 20.000 botoncitos que no sé usar, y hace una pila de cosas. Fotos en color sepia, tamaño carné.....es igual, yo sólo sé apretar el botón y disparar. Hasta hace bien poco ni sabía pasarlas al ordenador, lo voy a confesar. Pero pa´qué tan moderno, tanto botoncito, y tanta tontería. Si luego no sabe una ni usarlo. Me pasó igual con el Mp3. Tres meses para aclararme, y yo viendo a todo cristo con los auriculares puestos en el metro. Cuando vi a una abuelita, me dije: por mis santos cojones que a esto le pillo yo el rollo como sea. Y así, poquito a poco, preguntando a mis santas ex- compañeras de trabajo más metidas en la "alta tecnología". Son de buenas ellas!. Yo sé lo pregunto todo a ellas por e-mail, así me dá tiempo a leerme las respuestas 20 ó 30 veces y aclararme. Si no, pagaría unas facturas de teléfono que me harían cliente de oro como en el caprabo.
Es que no sé cómo he llegado yo a maruja. No es sólo tener pareja, niños, hipoteca.........es que un día te miras y dices: coño, que hago yo con esta mierda de batita de casa, que parece del mercadillo. Y las uñas sin pintar!, que ascazo!, si así no encuentro novio ni de coña. Si es como las que lleva mi madre para no mancharse!. Cómo se estropean los cuerpos!, ya lo dijo Lina Morgan, que es graciosa un rato.
Igual me pasó con la nevera. Pedazo de combi que me compré. Lo último de lo último, una pasta me costó. Pero a la semana no enfriaba. Qué pasa?, me dije. Y llamé al técnico, claro. Al día siguiente vino, un chavalillo de estos con cara de medio" fumao", por no decir de atontao. La mira 10 minutos, no más. Y me dice: esta semana es la quinta clienta que visito por que no sabe programar el frigorífico.Y era martes!. Vamos que yo no sabía usarlo!. Ud. lo deja así -me explica como si yo tuviera 8 años,-como yo se lo pongo (aquí ya me dije yo misma, a partir de ahora, electrodomésticos los más baratos, con un sólo botón de encendido y apagado y punto), no toque nada. Y lease bien el libro de instrucciones. Cómo que me aclaro con alguno, si son como los prospectos de los medicamentos.
Y las vacaciones muy bien gracias. Mi hijo ha sacado todas las fotos. Ahora se encarga él de llevar la cámara. Pero yo las miro las fotos.... Veo a mi marido, a los nenes, mi hermana, algún amigo. Este niño vale para esto de las fotos. Coño esa señora con el pañuelo en la cabeza, y la bayerina en la mano que parece mismamente.........la asistenta?. Dios!, yo paso de enseñar las fotos de las vacaciones. Mejor digo que me olvidé la cámara en casa.

viernes, 19 de septiembre de 2008

I.N.E.M., o.t.g., o sea "el paro" , y el hijo de la Sra. Julia

Me vienen a la cabeza recuerdos del I.N.E.M de hace algunos años. Cuando yo era algo más jovencita (que me encantaría volver a tener 22, y estar tan guapa, tan delgada y tan chic como entonces). Vivía en mi barrio de toda la vida. Y para ir a la santísima oficina donde van los desempleados (digo santísima por que decir lo que quisiera no es propio de señoras), "al paro vamos", bajábamos al pueblo. El pueblo es popularmente conocido por los de allí como Orereta, que es como se llamaba antes. Antes aún Oarso. Más antes aún Villanueva de Oarso. Más antes no sé. Cúal es el pueblo?, es igual, carece de importancia, vamos a lo que vamos.
En el paro estaban unas 5 personas "trabajando". Nos poníamos a la cola, preguntábamos el último?, y esperábamos nuestro turno con absoluta resignación. No había otra, vamos igual que hoy día. También entonces, igual que ahora más valía ir de humilde y parecer más bien tonto. Y ellos "trabajaban" con la misma eficiencia y simpatía que hoy día lo hacen. Allí, y en cualquier sitio. Sí, ya sabeis, dos almorzando, dos mirando la pantalla del ordendor concentradísimos, y uno sacándose a la gente de encima diciendo : te falta la fotocopia del pie derecho, ven mañana. Es lo normal, si no nos faltara algo siempre, de 5 empleados sobrarían 4. Y simpatía, todos sabemos que derrochaaaaaaaaaaaaaan simpatía. Son mismamente la lechuga del huerto feliz. Pobres, les pagarán poco. Como a todos, dicho sea de paso.
Pero de cuando yo hablo, trabajaba en esa oficina-que era la única que había- uno de los hijos de una vecina de mi barrio. El hijo de la Sra. Julia. Bien, la cosa está, en que los del barrio que estábamos en la cola, cuando nos tocaba el turno, si no nos tocaba la mesa de este Sr. automáticamente dejábamos pasar al siguiente de la cola. Y así hasta que nos tocaba su mesa. Pero no es que en mi barrio fueramos tontos o nos diera igual. En mi barrio nos conocíamos todos. Y así, era la única manera de hacer todo el mismo día y no volver al siguiente. Por que este Sr. te daba los buenos días, te preguntaba qué tal estás llamádote por tu nombre. Y encima, te regalaba una sonrisa y te trataba con educación. Por supuesto, obvia decir que te cogía los papeles que llevaras, y no te faltaba nada de nada. En 10 minutos tenías el "paro arreglado", y encima te daba algun consejillo, todos buenos.
No digo su nombre, no vayan a reconocerlo. Pero personas que trabajen así, en sitios como estos yo creo que no quedan.
Casi tod@s sabeis que digo la pura verdad..........quien no lo sabe, es un priviligiado que nunca ha ido al paro. O....acaso trabaja en alguna O.T.G.

martes, 16 de septiembre de 2008

Sola, y me rompo (primera parte)

Yo me rompo en Barcelona, tan sola y tan rodeada de gente. Pero igual podía romperme en Madrid, o en Nueva york. Esas calles que son manzanas, esas avenidas que todo se vuelve Diagonal con mayúsculas...y parezco tan pequeña y tan invisible que como dijo creo Santa Teresa De Jesús (y ya me corregís si me equivoco) vivo sin vivir en mí.

No consigo apreciar esas virtudes que ve gente tan famosa como Wody Alen. Si acaso, me quedaría con el parque de la ciudadela, y con los catalanes claro. De hecho me he quedado con tres. Sólo veo una bonita ciudad, preciosa de verdad, orgullosa hasta para celebrar derrotas, que no se cae así como así. Y si se cayera volvería a levantarse en un tres y no res. Pero rodeada de miserias y suciedad, como todas las ciudades grandes. Donde no se conocen ni los vecinos, te caes en la calle y la gente se aparta, o pasa por otro lado, por que igual se creen que te drogas. Vas a preguntar a alguien y salen corriendo. Y el metro. Los episodios cotidianos que allí se desarrollan cada día, superan a los famosos episodios nacionales. No me gusta hablar, no me tires de la lengua. Va, te cuento. Eso es ya penoso. En vez de preocuparse por la seguridad del usuario, paran al pobre trabajador que paga religiosamente su billete y ese día se cuela por que la máquina no funciona y llega tarde al curro. O al pringao que lleva desde las 6 de la mañana levantado. Y es tan desgraciao que lo pillan. Pero no pillan al que pasa siempre por la jero. Ni al que va metiendo la mano en bolso o bolsillo ajeno. Ni a los que agreden por que no les gusta tu cara. Ni a los babosos que aprovechando que va siempre abarrotado, y viajamos siempre como cerdos en vagones de tercera, nos soban cómo y dónde quieren. Ya con esto me echan de aquí, seguro. Pero que más da, ni siquiera me han hecho pubilla.

Barcelona es tan cosmopolita como el pueblo de mi madre. Allí también despachan a los turistas en los comercios. Si tienen buen día también sonrien, alguno hay que como las hienas todo hay que decirlo. y hablan con extrangeros que son no sólo turistas, sino inmigrantes. Y tienen la virtud de saberse su vida, y la ajena. Que eso no es fácil eh!.

Como añoro desmayarme, y que a la media hora lo sepa todo el pueblo. Aunque digan las malas lenguas que me caí por que iba drogada.

Que hablen de mí, aunque sea mal, pero que hablen. Que me miren, que me toquen, que se regalen abrazos , y besos, y sonrisas. Que me pregunten cómo estoy y esperen mi respuesta. Que la escuchen. No quiero una ciudad que sólo oye.

Pero esto no es personal, no pasa sólo en Barcelona. Es un virus que se va extendiendo al mundo entero...........

Y yo vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero........que vivo, pero sóla y rodeada de gente con muchísima prisa.
Otro día os cuento, cómo en un pueblo de cuyo nombre me acuerdo perfectamente, tardé 25 minutos en comprar una batidora. La tienda estaba vacía, y había 2 dependientes, pero me habían dicho "buenas tardes, son forasteros?, y esperaban a que les contara quíenes eramos antes de saber que ibamos a comprar.....como si fuera lo más normal del mundo. Tuve que contestarles con educación claro. Que para eso me llevaba mi madre a la escuela. Mi marido, que es catalán por virtud, y pura prisa por defecto, me miraba amí y a los dependientes, y pensaba creo yo, en cuál era la caja diaria que hacían en el comercio. Luego ya me lo confirmó. Sí, eso pensaba. Y debio repensárselo más y añadió: pero majos si son eh!, aunque hayamos perdido aquí media hora.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Quejarse cojones!!

A mí lo que me gusta de los americanos, es ese poner un juicio por cualquier cosa y ese hasta dormir con la bandera. Reivindican sus derechos que es un gusto, lástima que otras cosas no me gusten tanto. Pero lo que es, es.
En España, somos de otra manera......que me mira raro el pavo aquel con gafas, que ya lleva tres minutos y medio mirándome, a que todavía le meto...
Pero luego no somos nadie. Vamos al I.N.E.M (Ir No En casa Mejor), y nos dan por todos lados, con el carnet en la boca lo primero, y los empleadillos que te miran que parece que les vas a robar. a hablarte ni se dignan, lo más que te dicen es te falta la fotocopia del carnet, vente mañana. Mañana volverás y te faltará el termo de café. O lo que se les ocurra. Si alguien conoce a alguien medianamente simpático de lo que es el paro de toda la vida, que no me lo presente. Paso de ellos. En el dentista, pagando, una hora de espera, y no se queja nadie. Ir al médico, de la S.S. tercermundista total, y ya te puedes llevar la fiambrera para comer, que allí pasas el día. y no se queja nadie!. Nos va el rollo masoca.
He estado este puente en un camping en Tarragona. No voy a decir el nombre hasta que consulte con un abogado de oficio por si acaso. Con mi marido que es de los que les va el rollo masoca, y no se queja de nada, y con mis churumbeles. Sólo diré que es de 1ª categoría, y está al lado de las vías y el tren que se oye que es un gusto. Nos hemos gastado en tres días, la comida de dos semanas. No es barato. Pero teníais que ver la mierda de bungalow que nos dieron. Sólo el lavabo, peor que el de la casa del pueblo de mi abuelo. Casi todo estaba roto o deteriorado. El calentador, que mi marido se quemó la mano encendiéndolo, es mismamente de museo. Y mierda?, cómo estaba de sucio!. La tarde entera limpiando el cuchitril ese que cobran a precio de oro. Como en mi casa estaba vamos. Ya me puse una batita directamente.
Y que gente más poco amable, había un ciudadano (señor no se le puede llamar, eso hay que ganárselo) vigilando el jacuzzi, que echó al niño 2 veces por que le salío de los cojones. Imposible que le saliera de otro sitio. Iba con silbato, y los árbitros a su lado son niños de colegio. Que nos tenía con el silbato, que cualquier día se lo meten por donde amargan los pepinos.
En recepción, contento estará el dueño/a que sus trabajadores talmente parecen funcionarios. Había 8 ó 10 personas, y sólo uno trabajando. Los demás perdían el tiempo bien, bien. Ese mirar el ordenador, y apartar la vista cuando vas a preguntar, o levantarse de la silla e irse cuando te acercas. Para eso hay que valer!. Y dos de ellos que fuí a quejarme del del silbato (dos eh!), y me dan directamente sin mirarme la hojita de sugerencias!.
Les he pedido el libro de reclamaciones, que no sabían ni lo que era. Después de insistir mucho me han sellado la hoja. Y de manera muy paciente, como a una niña de 2 años, me han explicado que no saben cómo va lo de las reclamaciones por que NUNCA SE HA QUEJADO NADIE.
Quejarse cojones, que nos traten como a personas. Que gratis no hay nada.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Maruja o Chabeli I.

Yo cuando nací ya tenía claro que quería una casa con piscina. De esas grandes como un campo de futbol de primera que salen por la tele. Y un papá con dinero. Pero muchooooo, nada de vivir bien y punto. con yate, avión privado, guardaespaldas, y chofer que me llevara al colegio. - Fermín, un té por favor, diría con voz suave y aburrida. A pesar de mi corta edad, tengamos en cuenta que acaba de nacer, ya lo tenía claro. Y algo no me acaba de cuadrar, por que mi casa es más bien pequeña, "los oficios (esto igual algunos no saben lo que es) los hago yo. Los nenes, también los llevo yo al cole, y me paro a pensar y ..........perfectamente podía haber sido Chabeli I. Seguro que haría perfectamente bien el papel de hija de, y supuesta pija y sabes?. Pero todo supuestamente por si acaso.
si me apuras, perfectamente podía haber sido hasta Eto, o Raul, o Nadal, aunque parecer inteligente ya cuesta un poquitín más. Y esforzarse tanto en el deporte, como que no me veo. Lo mío era ser" hija de", ya desde pequeña lo tenía claro..........pero no sé que confusión hubo por el camino.....si a mí me preguntaban que quería ser de mayor y lo tenía cristalino.

La sombra, RINCÓN DE POESÍA

Cógeme del brazo y camina conmigo, que he perdido mi sombra.Á la muy ladina le veia en los ojos las ganas de irse. Lo sé, por que sus ojos son míos. Y un día me caí. Y me encontré en el suelo todo mi metro sesenta y tres, y me quedé mirando las cuentas de colores de la pulsera de chulear que llevaba en el brazo. Todo se llenó de bolitas, corazones, estrellas. Todos de colores. Y yo no podía mirar otra cosa. Pero sabía que tenía que preocuparme de algo muy importante, y no era capaz de concentrarme. La sombra , mi sombra, aprovechó entonces para escaparse. Pero no fuí tras ella. Lo importante recordé, eran mis churumbeles, y yo. No era importante mi vergúenza. Esa me la tenía que tragar.Desde entonces camino buscando manos amigas que me cojan del brazo.....a veces las encuentro, otras no.otro día te cuento cómo perdí también la buena estrella. Por que yo era de las que de pequeña me compraban un polo y me tocaba siempre otro de premio en el palo.Era niña de domingo.La sombra, andará pegada a otro cuerpo. si alguien la ve, que no me la mande. Era pura traición, así que cualquier día me compro otra.Prefiero buscar manos amigas.........