Joana Raspall

Estimo les lletres
que formen els mots,
els llavis que els diuen,
i el cor que els entén…
perquè als mots hi ha
l’anima

de tota la gent

Detente un punto, pensamiento inquieto

Detente un punto, pensamiento inquieto;
la victoria te espera,
el amor y la gloria te sonríen
[...]
Rosalía de Castro

miércoles, 23 de octubre de 2013

y llovió como cortina de humo

Me sobraban dedos
para decirlo por escrito
pero me hacían falta
para sacar cubos de agua
los de mi propia casa,
que no está libre de goteras
ni de pecado.


Y llovió tánto
que inundó todas las calles
y me faltaron manos y motivos
- a quíen salvo primero?
y no lo tuve claro.
No ví a nadie
que estuviera
libre de pecado
por más que quisieran
limpiarse las manos.

No hay comentarios: