Joana Raspall

Estimo les lletres
que formen els mots,
els llavis que els diuen,
i el cor que els entén…
perquè als mots hi ha
l’anima

de tota la gent

Detente un punto, pensamiento inquieto

Detente un punto, pensamiento inquieto;
la victoria te espera,
el amor y la gloria te sonríen
[...]
Rosalía de Castro

jueves, 6 de octubre de 2011

Se te olvidó la boca

Para irte en silencio
después de tanto alboroto
que arte los "corridos"
hilvanando tan fino

Y en la bolsa los labios
dimes que te digo
el caramelo de azúcar
y algun verso perdido

Y derecho a la taberna
que lo mismo hace
de purgatorio que de cielo
pediste -dos de "yelo"
que la h me la quedo-
por decreto propio

Y hecho con prisa el hatillo
olvidaste la boca
que entre el eco de palabras
y lo que apura la saliva y el almíbar
no hay forma de callarla
ni baúl que le adapte la forma

3 comentarios:

Rodolfo Serrano dijo...

Un hermoso poema...

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Ha merecido la pena la espera, hay palabras que se las lleva el viento otras no hay manera de enterrarlas.

Un beso.

marialocaypeligrosa dijo...

Gracias por comentar.
Un placer vuestra que paseis por aqui.

Un besin,

I.