Joana Raspall

Estimo les lletres
que formen els mots,
els llavis que els diuen,
i el cor que els entén…
perquè als mots hi ha
l’anima

de tota la gent

Detente un punto, pensamiento inquieto

Detente un punto, pensamiento inquieto;
la victoria te espera,
el amor y la gloria te sonríen
[...]
Rosalía de Castro

miércoles, 23 de noviembre de 2011

recuperando colores

Un gusto que Galicia nos visite. Tengo que decir que solamente he ido allí una vez. Y no es un sitio que esté entre mis preferidos. Fuí porque había dado mi palabra.
Ni recordaba que allí había otra persona a la que podía haber visto también. Una familia a la que quiero. A la que queremos desde hace mucho tiempo.
Por medio de mi trabajo, y como internet es como una esponjilla, a menudo me he encontrado hablando con gente que jugaba conmigo en mi barrio. Personas que no veía hacía 20 o 30 años. Hoy he recibido una de esas llamadas. La noticia era mala. Pero ha sido un gusto hablar con alguien que como yo, vivía en mi barrio cuando todavía estaban haciéndolo. Cuando no era más que monte y poco más, y la calle era prácticamente nuestra. Es una alegría que alguien a quien hace 30 años que no veo, se tome la molestia de comunicarme algo así en persona.
Es poco decir "te echo de menos". Con ellos, es como faltarte colores para dibujar. Diferentes matices de un rosa. Por que no había parques, y todo lo verde y marrón lo hacíamos "cuadrao", y pasaba a ser rosa.

- Oye, y la M de qué es?
- De María.
- Siempre fuiste igual

2 comentarios:

EL QUINTO FORAJIDO dijo...

Yo también tengo en Galicia gente a la que quiero que me acogieron como uno más una etapa de mi vida, se hacen querer estos gallegos.

Un beso.

marialocaypeligrosa dijo...

Un gusto saludarte forajido.

Besotes,

I.